¿Cuál es tu trayectoria académica y profesional?

Me licencié en la Asociación de Simulación en Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid. Luego siguieron miles de horas de clase en más de un centenar de centros educativos, aparte de conferencias en foros tan dispares como la Universidad de Verano de Mollina y el Parlamento Europeo. Sobre todo, he desarrollado proyectos socio-sanitarios y educativos (actualmente @tsirvestdecides), además de organizar la formación y selección de personal de los mismos. Más recientemente, he empezado a autoeditar juegos de rol (@ProyectoArcadia) y a escribir para algunas editoriales del ramo, además de haber comenzado a trabajar en el ámbito de la gamificación (@zombiologia), tema sobre el que estaré impartiendo clase en 2015. Y por supuesto, hace tiempo que trabajo con Despertalia en el uso de los juegos de rol en contextos serios como el team building o, más recientemente, desarrollando el Proyecto Futura para el aprendizaje de habilidades para la búsqueda de empleo.

¿Cuáles son tus hobbies?

¿Aparte de los juegos de rol y tablero, claro? Fuera de casa practico senderismo, solo, en familia o acompañado a veces de algún perro de @el_refugio. También le dedico tiempo a los juegos de ordenador independientes y a la lectura, sobre todo ciencia ficción, que también escribo. Me gusta ese cine español que ponen en la tele pública en horario oculto. Recientemente me he aficionado a la coctelería, pero me temo que no es lo mío.

¿Cómo fue tu primera vez con los juegos de rol?

Muy poco glamurosa. Me compré la caja roja de D&D hace ya casi treinta años con el dinero de un cumpleaños y me fui a un parque con un tipo llamado el Parra a dirigir mi primera partida. De hecho, jugamos en parques durante varios años, quizá por eso he me atrevo a dirigir rol donde sea: en coches en marcha, en collados azotados por el viento, en refugios de caza, en trasteros cucaracheros, bajo las sábanas y a través de SMS.

Dime un superpoder que podría ayudarte en tu trabajo en Despertalia.

La Orquídea Negra que escribió Neil Gaiman tiene la resistencia que me vendría bien para las horas que paso en el camino y vuela. Además, yo ya soy una planta nitrófila.

Tu experiencia más extraña con Despertalia fue…

En realidad, nada me ha resultado del todo extraño. Podría mencionar rostros sorprendidos, reuniones filibusteras, coincidencias en el extremo de una campana de Gauss y otras cosas que, de todas formas, es normal encontrarte aquí.

¿Cuál es tu juego favorito de nuestro catálogo?

Estaría mal decir que es Proyecto Futura, claro. Flashback es la propuesta que más me gustaría disfrutar como jugador, cuyo argumento más me tienta.

¿Cuál es tu cometido específico dentro del equipo?

El principal, el desarrollo de proyectos para usar los juegos de rol como herramienta para mejorar la motivación y el desempeño en contextos no lúdicos. Pero soy un obseso de la metodología y estoy empeñado en que el magnífico trabajo que desarrollan otras áreas de Despertalia pueda ser evaluado para comprobar cómo podría servir en nuevos contextos.

¿Cuáles fueron tus comienzos en Despertalia?

¡Ja! Quejarme del restaurante durante la reunión fundacional. Pero si hablamos del primer proyecto, consistió en evaluar a un grupo de profesionales cuya filosofía laboral era muy española y formarles para adaptarse a los métodos de trabajo de Noruega… en el contexto de un entorno fantástico de rol en vivo que incluía fantasmas, científicos locos, farándula y un cañón de humo.

¿Qué es lo que más te gusta de Despertalia?

La sensación de que el terreno por venir es vasto, agreste y fértil. A partir de cierto punto, encontrar una experiencia laboral que te ofrece tantas incógnitas resulta un refrescante empujón adrenal.

¿Qué crees que diferencia a nuestra empresa del resto?

¿Sabes esa gente que es muy gamberra, pero en ese sentido adorable de pasárselo bien todo el rato y procurar sacarle jugo a las experiencias? Pues de esa gente tenemos más.

Tu mejor momento en Despertalia fue…

Estuve varios meses trabajando dentro de una empresa, ayudando a definir procesos y mejorando el espíritu de equipo. Cerca del final de mi labor allí, el nivel de confianza que habíamos logrado se notó de tal manera en la despedida que aún lo llevo encima como mi mejor recuerdo de Despertalia.

¿Con qué personaje de película compararías a nuestra empresa?

“You’ve gotta be nuts”.
“Exactly”.
www.youtube.com/watch?v=LQNRrJGmjEg

¿Qué proyectos te gustaría desarrollar para Despertalia en el futuro?

Por un lado, algún día tenemos que llevar el concepto Despertalia a otros países, ¿verdad? Así, cuando crezcamos y dispersemos gente por allí, me encantará volver a diseñar proyectos de formación interna. Pero si le preguntas sólo a mis tripas, trabajaría en el enriquecimiento cultural, en el empoderamiento del más vulnerable. Hay raíces que no me puedo arrancar.

Me licencié en la Asociación de Simulación en Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid. Luego siguieron miles de horas de clase en más de un centenar de centros educativos, aparte de conferencias en foros tan dispares como la Universidad de Verano de Mollina y el Parlamento Europeo.

Sobre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies