VIAJE A PONIENTE

Victoria Vázquez
Escritora y diseñadora
—————————
Rafa Sánchez
Fotógrafías

Imaginad por un momento que sois Jon Nieve y que debéis subir por primera vez al Muro. Que os colocan en una frágil jaula de hierro y escucháis el chirrido de la puerta, el traqueteo de un mecanismo viejo y oxidado que amenaza con dejar de funcionar en cualquier momento
abandonándoos a vuestra suerte en cualquier punto entre el suelo y una altura de más de doscientos metros… Que sentís el gélido viento alborotando vuestras ropas mientras atravesáis un banco de nubes y después, tras una última sacudida, sois abandonados a vuestra suerte en lo alto de la muralla…

Así fue exactamente como nos recibieron en la exposición del mundo de los libros de George R. R. Martin, celebrada durante el pasado fin de semana donde Despertalia y yo tuvimos la oportunidad de contemplar el Muro en una aplicación especialmente diseñada para Oculus Rift, unas gafas de realidad virtual que garantizan una inmersión total en el mundo de Juego de Tronos.

Tras las risas, los gritos y la impresión de ser arrojados desde lo alto del Muro, pasamos a la exposición propiamente dicha, donde fuimos perseguidos por un temible gigante…

Y acosados por un Caminante Blanco de terrorífico aspecto…

Tras comprobar que habíamos logrado huir sin sufrir daño alguno, pudimos recrearnos contemplando el maravilloso vestuario de la serie, como los vestidos de Daenerys y Missandei…

… ¡Claro que mi modelito tampoco desmerecía!

La Guardia de la Noche estuvo representada en la exposición por las indumentarias de Jon Nieve, Samwell Tarly y Tormund Matagigantes.

De la casa Stark pudimos contemplar un vestido de Sansa y el traje de Arya, así como su espada, Aguja, y la de Ned Stark.

Tampoco podía faltar la casa Martell, representados por los increíbles trajes de Oberyn y Ellaria…

… y la casa Baratheon, con Melissandre, la sacerdotisa roja, y Stannis.

Además, pudimos comprobar el tamaño exacto de la espada de sir Gregor Clegane, la Montaña… Y sí, es enorme (vale, yo soy más bien bajita, pero aun así…).

¿Cómo evitar el impulso de sacar muchas, muchísimas fotos al maravilloso vestuario? ¡Imposible!

Otras piezas relevantes de la exposición fueron la máscara de calavera de Casaca de Matraca

La máscara dorada de los Hijos de la Arpía

O el estuche con la víbora enviada por los hijos de la Arena a la princesa Myrcella así como la mano de Jaime Lannister…

… el conocidísimo emblema de la Mano del Rey y las piedras con las que se cubrieron los ojos del cadáver de Joffrey Lannister.

Y por supuesto, no podíamos dejar la exposición sin despedirnos de Daenerys…… ¡Ni de Jon Nieve!

Victoria

Sobre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies