¿Cuál es tu trayectoria académica y profesional?

Desde pequeñita tuve claro que lo mío era subirme a las tablas, así que me puse a estudiar interpretación en serio en cuanto tuve ocasión, ¡nada de clases en alguna Casa de la Cultura! Desde ese momento no he parado de formarme: interpretación, teatro musical, doblaje, danza… ¡cualquier cosa que me nutra para ser una buena actriz y calmar mis inquietudes escénicas es bienvenida!

¿Cuáles son tus hobbies?

La mayoría tienen que ver con mi profesión: el teatro, el cine, la música, la literatura… ¡Me encanta cantar y bailar! También me gusta el deporte, los juegos de mesa, el rol en vivo, las montañas rusas y las hamburguesas. ¡Sí, las hamburguesas también son un hobby!

¿Cómo fue tu primera vez con los juegos de rol?

La recuerdo con mucho cariño. Un día vi en la página de Facebook de un compañero que iba a asistir a un evento de Sherlock Holmes –que me apasiona– y me metí a investigar de que iba el asunto. Llamé a Talha –a quien no conocía por aquel entonces– y le pregunté que qué era eso del rol en vivo y qué era lo que hacían. Tras darme su explicación me dijo que lo mejor era probarlo… ¡mediante la última plaza disponible para ‘Sherlock Holmes y el caso de la ópera macabra’! Al parecer ese juego era más sencillo para una muggle como yo que ‘Sherlock Holmes contra El Rey de Amarillo’, que era por el que yo había llamado… Así que busqué mis mejores galas y me enfundé la piel de la señora Hudson, la casera de Sherlock. ¡No podía estar más contenta! Bueno sí, lo estuve… Cuando empezó el juego yo estaba totalmente cortada. No conocía a nadie y allí la gente había jugado mucho y llevaban unos atuendos maravillosos, pero a medida que fue avanzando lo iba disfrutando cada vez más… ¡y terminé completamente enganchada para siempre a esto del rol en vivo!

Dime un superpoder que podría ayudarte en tu trabajo en Despertalia.

¡Poder clonarme cuando yo quiera! Que haya varias Estefanías estaría muy bien. ¡Podría verlo todo y no perderme ningún detalle!

Tu experiencia más extraña con Despertalia fue…

La definiría más como extrema que como extraña… En “Brujas como nosotras” me condenaron bruja, como no, y me metieron la cabeza y las manos en un maldito cepo de verdad, bajo el manto de la noche y la lluvia de hortalizas dedicada por mis compañeros de juego. ¡Creo que nunca me habían lanzado un tomate a la cabeza hasta ese momento!

¿Cuál es tu juego favorito de nuestro catálogo?

Esta pregunta es muy muy difícil de responder. ¿No puedo quedarme con todos? Supongo que me quedo con la ópera macabra. Fue el primero, conocí a gente maravillosa que a día de hoy puedo llamar amigos y lo recuerdo con mucho cariño. ¡Ahora que sé todo lo que hay detrás de su montaje me gusta aún más!

¿Cuál es tu cometido específico dentro del equipo?

Goblin profesional, actriz residente, jefa de producción, coordinadora, asesora dramática teatral,cargadora de mesas pesadas… Vamos que lo mismo te arreglo un roto que un descosío!

¿Cuáles fueron tus comienzos en Despertalia?

Un buen día Talha me llamó para ver si estaba interesada en echarle una mano con una sesión de ‘Esto no es un Cluedo’ para un grupo muy pequeño. Dije que sí sin dudar porque además era un juego que aún no había probado. ¡Me vestí estilo años veinte como pude y allá que fui! Estaba más nerviosa que Marco en ‘Sorpresa, sorpresa’, pero todo salió genial y volví a casa muy contenta con lo que había vivido. Recuerdo que pensé: “¡maldición, esto es lo que quiero hacer con mi vida!”

¿Qué es lo que más te gusta de Despertalia?

El equipo humano. ¡Todos los integrantes de Despertalia son buena gente! También me gusta mucho la capacidad que tienen para conseguir que los ojos de la gente brillen de ilusión cuando están en medio de uno de sus juegos.

¿Qué crees que diferencia a nuestra empresa del resto?

¡Que tienen goblins marchosos! Y, ahora, en serio: la diferencia está en la calidad. Cuando pruebas Despertalia, ¡repites! Y eso no se puede decir fácilmente hoy en día de casi nada…

Tu mejor momento en Despertalia fue…

¿Sólo uno? Uno de los mejores –porque hay muchos– fue meterme en la piel de Cassilda, en el juego ‘Sherlock Holmes contra El Rey Amarillo’, y recitar la canción de Carcosa para todos los que allí estaba. Me emocioné muchísimo y lo recuerdo con gran cariño. ¡El más divertido fue hacer el mamarracho con Talha y Laura en ‘Movida en el Rock-Ola’, sin duda! Oh, espera… ¿o fue hacer de príncipe Herbert y dedicarme a cantar por el bosque y a perseguir a fornidos caballeros?

¿Con qué personaje de película compararías a nuestra empresa?

Con Mary Poppins. ¡Usar la magia mejora la vida de la gente! Ella tiene una maleta llena de artilugios para hacerlo, ¡igualito que Despertalia! ¡Supercalifragilisticoespialidoso!

¿Qué proyectos te gustaría desarrollar para Despertalia en el futuro?

¡Muchos, de muchas formas y colores!

 

Desde pequeñita tuve claro que lo mio era subirme a las tablas… Así que en cuanto tuve ocasión me puse a estudiar interpretación en serio, nada de clases en la casa cultural… Desde ese momento no he parado de formarme: interpretación, teatro musical, doblaje, danza… cualquier cosa que me nutra para ser una buena actriz y calmar mis inquietudes escénicas es bienvenida!!

Sobre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies