¿Cuál es tu trayectoria académica y profesional?

Hice Ciencias Físicas en la especialidad Fundamental en un pasado remoto que solo me sirvió para amueblar la cabeza y para, de vez en cuando, resolver problemas reales con una pizca de ecuaciones diferenciales. Como siempre he sido un “culo inquieto” fui tocando palos muy diversos: desde programación en Java hasta experiencia de usuario pasando por gamificación, social media, marketing, coaching y análisis de información. Para rematar, terminé hace poco un curso de 8 semanas sobre Teoría de Juegos (eso de John Nash en “Una mente maravillosa”) que me ha dejado alucinado. ¿Trayectoria profesional? Trabajé en oficina y gestionando equipos durante mucho tiempo, como profesor durante otro largo periodo, traductor, evaluador de calidad, etc pero desde hace casi dos años estoy codo a codo con dos socios más en Nambaruan (@nambaruan) una cooperativa de la que estamos muy orgullosos y que se dedica a optimizar los procesos de comunicación de las empresas. Dentro de todo lo que hacemos, lo que más me gusta es la formación, así que me podréis ver por ahí hablando de la importancia de los metadatos en WordCamp Sevilla 2013 (@WCSevilla), gestionado una sesión de creatividad en la Lanzadera de Empleo y Emprendimiento solidario (@lanzaderaSVQ) o hablando de lo importante y divertida que es la física en la creación de videojuegos (@GameUSSev junto con @vicenherrera)

¿Cuáles son tus hobbies?

Leer cómics (Moore, Miller, Sakai, Santos, Giménez, Breccia, etc) y libros (umm, ¿todos?), escuchar música, el cine (sobre todo el de zombies) y jugar al rol o más bien diría dirigir. En los últimos 15 años me he especializado en narrar partidas en el mundo de la Tierra Media que ha hecho que, junto a otro grupo de locos, estemos inmersos en un proyecto editorial que algún día verá la luz (@usulun). También colaboro gestionando, junto a un equipo, la página web de un Santuario de Animales en el Sur de Extremadura (@refugiolacandel). Además, para rematar el paquete, soy vegano.

¿Cómo fue tu primera vez con los juegos de rol?

Difusos. El primer recuerdo que tengo de algo parecido es viendo un episodio de “El gran héroe americano” donde a los jugadores de rol se les representaba como locos de atar. Más tarde llegaron a mi vida los enormes libros de “Elige tu propio aventura” y en concreto “Tu clave es Jonás”. Después, allá por el año 89, empecé jugando al D&D en unos soportales del barrio de unos amigos. Pasamos frío y calor pero no nos importaba mientras explorábamos aquel “dungeon”. Después cayeron muchas cosas (Cthulhu, Runequest, Paranoia, Star Wars, etc) pero eso es harina de otro costal.

Dime un superpoder que podría ayudarte en tu trabajo en Despertalia.

Volar o teleportarse. ¿Hay una plaza libre en “Flashback”? Allá voy. Lo que puedes vivir con Despertalia te carga de energía.

Tu experiencia más extraña con Despertalia fue…

Conocer físicamente al maestro Talha en una cervecería al lado de mi casa pero a 600 Km de Guadalajara.

¿Cuál es tu juego favorito de nuestro catálogo?

Me quedaría con todos pero creo que el que más me tira es Flashback, tiene algo que me atrae sin medida. Pero, un enorme pero, “Esto no es un Cluedo” es una obra maestra, jamás lo olvidaré.

¿Cuál es tu cometido específico dentro del equipo?

Soy el “responsable de data storytelling” o “data storytelling manager” y me encargo de recopilar toda la información que genera el impacto de las acciones de Despertalia: segmentarla, filtrarla, darle cuerpo y extraer informes y conclusiones que sirvan para corregir, mejorar y, en definitiva, optimizar la estrategia de Despertalia. Además hay que hacerlo con el toque despertalista…¡apasionante!

¿Cuáles fueron tus comienzos en Despertalia?

Mis comienzos fueron en la sombra gestionando las cuentas de Twitter y Linkedin de Despertalia pero la primera vez que oí hablar de Despertalia fue a través de un comentario que el maestro Talha dejó en un artículo que había escrito sobre “aplicaciones de los juegos de rol para las empresas”. Increible. Mi bautismo de fuego en el rol en vivo ha sido con el increíble y apasionante “Esto no es un Cluedo” Five Stars Edition, interpretando a Wyatt Talbot. Fue inolvidable.

¿Qué es lo que más te gusta de Despertalia?

Todo. Su potencial infinito, su capacidad para levantar pasiones, su equipo humano, la originalidad, esa potencialidad para no aburrir nunca con lo que hacen. ¿Se puede pedir más que trabajar en algo que te lleva en volandas?

¿Qué crees que diferencia a nuestra empresa del resto?

La dedicación, la pasión, la capacidad para remover sentimientos y emociones, para sacar al niño que llevamos dentro.

Tu mejor momento en Despertalia fue…

Conocer al resto del equipo en el Hotel Wellington y participar, por primera vez, en una experiencia increíble: estar durante 5 horas en el Arkham de 1928.

¿Con qué personaje de película compararías a nuestra empresa?

Sería un buen Joker pero sin tendencias asesinas. Imprevisible, genial y con un punto de locura.

¿Qué proyectos te gustaría desarrollar para Despertalia en el futuro?

¿Zombies, Despertalia? Ummm…

Hice Ciencias Físicas en la especialidad Fundamental en un pasado remoto que solo me sirvió para amueblar la cabeza y para, de vez en cuando, resolver problemas reales con una pizca de ecuaciones diferenciales. Como siempre he sido un “culo inquieto” fui tocando palos muy diversos: desde programación en Java hasta experiencia de usuario pasando por gamificación, social media, marketing, coaching y análisis de información.

Sobre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR